C a u s e W e T r a v e l

Viajeros comprometidos con el mundo

EsLOVEnia, destino verde

El primer destino de este verano ha sido Eslovenia. Eslovenia es el primer país del mundo declarado destino verde según los criterios de Green Destinations: un país pequeño, en el corazón de Europa, en el que es posible combinar desde un baño en el mar, un chapuzón en sus ríos, trekings y paseos por sus montañas.

Datos prácticos

Continente Europa
Capital Ljubljana
Idiomas Esloveno (oficial) e inglés
Moneda Euro
Población 2 millones de habitantes
Fecha del viaje Agosto 2017

Eslovenia en coche

Te recomendamos/informamos de lo siguiente si vas a visitar el país en coche, furgoneta o camper:

  • La velocidad máxima en autopista es de 130km/h, en vías rápidas 110 km/h, en carreteras regionales de 90 km/h y en urbanas 50 km/h.
  • Es obligatorio usar las luces cortas durante la conducción incluso de día.
  • La tasa de alcohol no debe superar los 0,5 ‰.
  • Para circular por la autopista es necesario comprar la viñeta, que es una pegatina que hay que colocar en la luna delantera del coche. El precio de la viñeta depende del tipo de vehículo y el tiempo que vayáis a circular por el país. Por ejemplo, la viñeta de la clase 2A (coches y furgonetas de menos de 3500kg) para una semana cuesta 15 euros y para un mes 30 euros. La compra se puede hacer en gasolineras de Eslovenia o países vecinos. No llevarla puede suponer multas de 300 hasta 800 euros. Más información en la web de DARS.
  • En Eslovenia no está permitida la acampada libre, aún así podéis encontrar parkings y zonas sin servicios. Os recomendamos las apps furgoperfectos y park4night.
  • Con MAPS.ME podéis consultar mapas y rutas y utilizarlo como navegador GPS sin necesidad de datos. Eso sí, debéis descargaros la zona/país previamente.

Historia reciente de Eslovenia 

 

Ruta

En nuestra ruta por Eslovenia visitamos Bovec, Bled, Bohinj, la Velika Planina, Ljubljana y Murska Sobota donde visitamos a un amigo. A la vuelta de Croacia aprovechamos para conocer Piran.

Bovec

Bovec es un pequeño pueblo en los Alpes Julianes, de menos de 2000 habitantes, pero muy animado debido a los muchos turistas que lo visitan en busca de aventura. Y es que es un destino ideal para los amantes de los deportes. Algunas de sus atracciones son las cascadas de Boka o la de Virje, la montaña Triglav (el pico más alto de Eslovenia de 2.864 m), el río Soča famoso por sus aguas color esmeralda, la estación de esquí Kanin o el El Paso de Vršič que separa Bovec de Kranska Gora, siendo el paso de carretera más alto de Eslovenia.

En nuestra estancia en Bovec aprovechamos para coger el funicular de Kanin (16 euros por persona) y hacer un treking por la montaña. En unos 25 minutos consigues llegar a la cima, aunque la subida se hizo algo pesada porque la temperatura dentro del huevo era bastante alta. Aun así, las vistas valen la pena. Una vez arriba nos encontramos con un paisaje lunático. Hay varias rutas marcadas, de dificultad media-alta. Nos sorprendió que incluso hubieran niños porqué algunos pasos eran un tanto duros.

Estuvimos dudando en hacer kayak en el río Soča y fuimos preguntando en varias empresas (el centro de Bovec está plagado). Finalmente descartamos la actividad porqué ya habíamos hecho kayak anteriormente y los precios nos parecían un poco caros (65 euros 1’5h), eso sí aprovechamos para pasear por el río, pegarnos algún que otro chapuzón e incluso hacer la siesta en sus orillas, es un deleite y disfrute admirar sus aguas! Igualmente os recomendamos el centro de deportes Prijon, una escuela de kayak en Cezsoča donde incluso también dan opción de alquiler. Además dispone de habitaciones y zona de camping. A nosotros nos salvó para el desayuno y una buena ducha.

En la oficina de turismo de Bovec, situada en el centro del pueblo, nos recomendaron hacer un treking que empezamos cerca de Koritnica, justo en el kamp Soča. La ruta es fácil y muy bonita, bordeando el río con pequeñas cascadas y lagos a lo largo del camino, incluso hay saltos para los más valientes en las gargantas . También nos acercamos a las cascadas de Boka, con dos saltos entre 106 y 30 metros, y las cascadas de Virje, a nuestro parecer mucho mejores ya que permiten darse un baño y, además, se puede llegar fácilmente en coche.

En Bovec pernoctamos en el parking del resort Kanin, Camper Stop Bovec, con baños, duchas y con opción a electricidad (10 euros la noche) y, de manera gratuita, en el parking del centro Prijon.

Bled

Bled es uno de los destinos más fotografiados de Eslovenia, con un lago que alberga la única isla eslovena que se puede navegar con las embarcaciones típicas denominadas pletnas. Para llegar a Bled desde Bovec por carretera se debe pasar por Italia, el trayecto fue de unas 3 horas.

El castillo es una de las atracciones de Bled. Las vistas del lago desde el castillo merecen la pena pero el interior está reformado y apenas te parece estar en un castillo, más bien en un museo. El parking del castillo cuesta 3 euros, aunque se llega caminando en 10-15 minutos desde el pueblo, y la entrada cuesta 10 euros (con la entrada hay un descuento de 2’5 euros en la cafetería).

El paseo por el lago es obligatorio y hacerlo es muy fácil porque hay un camino que lo rodea de unos 10 km aproximadamente. Nosotros los recorrimos una mañana haciendo un running. El lago está rodeado de hoteles y zonas para acampar y pegarse un baño. Para ir a la Isla de Bled y visitar la Iglesia de la Asunción se puede tomar una especie de góndola que transporta a grupos (12€/pers ida y vuelta) o alquilar un bote por unos 10€.

Una de las visitas obligadas es la garganta de Vintgar, al norte de Bled. Desde un pueblo llamado Zasip aparcamos en un parking gratuito al lado de la pizzería Jurcek. El camino hasta la entrada a la garganta era de apenas 1100 m. La entrada cuesta 4 euros. Antes de comprar la entrada nos acercamos a ver una pequeña catarata. La garganta de Vintgar permite ver el paso del río Radovna mediante una serie pasarelas. El paseo es de casi 1 km hasta la siguiente entrada llamada Blejski Vintgar (mucho más concurrida de gente, por lo que recomendamos entrar por la de Zasip), que se convierten en 2 km si se hace ida y vuelta. Como nos encontramos con mucha gente por el camino decidimos no volver a pasar por las pasarelas y buscar una alternativa para llegar al parking. La alternativa fue subir al pico Hom de 834 m de altura. El tramo de subida fue duro pero lo recompensó la llegada, comimos tranquilamente y solos, en sombra por los pinos y muy relajados. La bajada fue más rápida. A la llegada al parking nos relajamos de nuevo en la pizzería con una cerveza.

En Bled tuvimos la suerte de coincidir con el festival Okarina, un festival de música de todo el mundo que se lleva celebrando desde el año 1990. Además de música también hay paradetas de comida típica.

En Bled pernoctamos en un parking cercano al cementerio muy tranquilo, con baños públicos y a 15 minutos caminando del centro. En horas nocturnas no era de pago.

 Bohinj

Bohinj se encuentra al sureste de Bled, a unos 30 km. Tiene una población de unos 1700 habitantes en las que hay oferta muy variada de alojamiento. El lago Bohinj, la atracción principal, es el lago más grande de Eslovenia, tiene una superficie de 3,3 km2 y se encuentra dentro del parque nacional del Triglav. Este lago es la opción perfecta para hacer paddle surf y kayak.

En Bohinj pernoctamos en un parking de hierba antes de llegar al pueblo. Coordenadas GPS (46.274674, 13.894074).

Velika Planina

Velika planina ofrece numerosas oportunidades para paseos y caminatas. La forma más rápida de llegar a Velika Planina es en teleférico desde Kamniška Bistrica. El símbolo de la Velika Planina es la arquitectura de las cabañas del pueblo de pastores. Este pueblo está compuesto de unas 140 cabañas. Los tejados de las cabañas están recubiertos con las típicas tejas de abeto que llegan casi hasta el suelo.

Otra de las atracciones de la zona son las termas de Snovik, en las termas el agua que emana sale a una temperatura de 30 grados ricas en magnesio y calcio y muchos aseguran que tienen grandes beneficios para el organismo.

Nosotros nos acercamos a la oficina de turismo de Kamnik en la que nos atendieron muy amablemente. Nos recomendaron subir hasta la Planina a hacer un treking cerca del río. Fue un paseo sencillo en el que acabamos en el río Kamniska metiendo los pies, de las aguas más heladas del viaje.  A la vuelta a Kamnik cenamos en un restaurante típico Pri Podkvi.

En Kamnik pernoctamos en un parking gratuito a las afueras del pueblo que nos recomendaron en la propia oficina de turismo. Coordenadas GPS (46.221205, 14.609842).

 Ljubljana

Ljubljana es una ciudad pequeña, de casi 300.000 habitantes, bañada por el río Ljubljanica. Su centro es totalmente peatonal y se la conoce por la Viena de los Balcanes y es que Ljubljana ofrece canales, castillos, arquitectura barroca y arte alternativo.

Una visita obligatoria es el castillo, la entrada cuesta 10 euros, pero se puede entrar sin comprarla ya que la entrada es para acceder a cuatro exposiciones que podéis obviar (Slovenian history exhibition, virtual castle, viewing tower y museum of Puppetry), así que sin ella os podéis hacer una idea del castillo. Nosotros tuvimos la suerte de coincidir con una exposición de retratos de fotógrafos eslovenos del National Geographic.

El mercado de Ljbljana también merece una visita, se encuentra junto a la iglesia de San Nicolás a los pies de la cual, si tenéis suerte, os encontraréis con puestecitos de comida de todo tipo. Lo más recomendable es pasear por sus calles y atravesar los puentes de la ciudad: el puente de los Dragones, el puente de los Carniceros, el Triple puente y el puente de los Zapateros.

 Ptuj

Ptuj tiene cerca de 23.000 habitantes y es una de las ciudades más antiguas de Eslovenia. Se encuentra situada en las extensas llanuras del  río Drava.

En nuestro paso por la ciudad visitamos el lago que fue creado artificialmente en el 1978 para obtener energía y que actualmente contiene una reserva importante de aves de diferentes especies. También el gran castillo de Ptuj que fue construido en el siglo XII y que está ubicado en una colina que vigilaba cada rincón de la ciudad con una gran muralla que lo rodeaba, hoy en día se puede visitar la zona más nueva. Por la noche pudimos disfrutar de algunos conciertos pues coincidimos con las fiestas de verano.

En Ptuj pernoctamos en un parking gratuito en el lago, cerca de la cafetería Ranca con baños públicos y pista de arena para jugar al volei playa 😉

 

 Murska Sobota

Nuestro paso por Murska Sobota consistió en visitar a un amigo cuya familia vive en el pequeño pueblo de Kupsinci.

Tuvimos la suerte de convivir con una familia eslovena, disfrutar de comida tradicional y visitar los viñedos familiares.

 Piran

Piran es una de las ciudades más bonitas de la costa eslovena que creció gracias a la sal. Esta ciudad costera, de unos 18.000 habitantes, se desarrolló bajo la influencia veneciana, está considerara una de las ciudades más fotogénicas de la costa del Adriático. Nuestro paseo lo empezamos cerca de los lagos Fiesa y bordeamos la costa por un paseo hasta llegar a la ciudad. La plaza de Tartini, la iglesia de San Jorge, en lo alto de una colina, y perderse por sus estrechas calles es una delicia.

atw-europaeslovenia

admin • 7 agosto, 2017


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *